preload preload preload preload

miércoles

MEMORIA INFIEL

Necesitaba confirmar un dato histórico y tomé el libro en donde yo juraba que lo había leído. Después de revisar las páginas una por una, no hallé absolutamente nada. Extrañado, comenté la situación a un amigo historiador con la esperanza de que él me ayudara. Para mi sorpresa, me dijo que el dato por mí buscado no está en texto alguno pues fue él quien me contó la anéctoda, la cual pertenece a la tradición oral de su familia.

4 comments:

jericallo dijo...

La mente es engañosa, recordamos lo que queremos recordar no lo que en verdad sucede.

Recuerdo una de sus anécdotas que conto en su conferencia en Guadalajara en torno a una novela histórica cuyo nombre no puedo recordar (ejemplo de que la mente juega con nosotros), donde usted comento que el autor describía todo a un grado de perfección tal que o tenía una memoria prodigiosa o le agregaba de su propia cosecha. Yo pienso que en este caso lo que paso es que este individuo quería recordar las cosas de este modo y sin pensarlo su mente lo obligo a pensar que todo lo que escribía era cierto. Y usted dijo que la literatura es la historia contada como el autor quiere que la recordemos.

Ya para concluir me gustaría preguntar si esta vez mi ortografía deja a alguien con un mal sabor de boca, si es así por favor manden sus comentarios a mi metro con gusto los atenderé: www.metroflog.com/jericallo

jericallo dijo...

ahora no hubo mentadas de madre ¬¬

Citlali dijo...

Hay cosas que son tan claras en mi mente que a veces me sorprendo, pero tratándose de datos históricos la verdad es que soy pésima, me pregunto o, te pregunto cuál será la razón?

SILIA dijo...

ESO PASA MUY SEGUIDO GROVER, ES COMO CUANDO GUARDAS ALGO TAN BIEN PORQUE ES IMPORTANTE Y, OBVIO, NO LO QUIERES PERDER PERO JUSTO CUANDO LO NECESITAS NO LO ENCUENTRAS!!!!

ADEMAS CONCUERDO CON CITLALI PORQUE ME SUCEDE LO MISMO, ME RESULTA TREMENDAMENTE DIFICIL RECORDAR DATOS HISTÓRICOS!!