preload preload preload preload

jueves

CUANDO SE PIERDE LA ESPERANZA

En 1967 el psicólogo Martin Seligman, de la Universidad de Pensylvania, hizo un descubrimiento sorprendente al estar comprobando el condicionamiento clásico de Pavlov. Aplicaba un choque eléctrico a un perro segundos después de haberlo expuesto a la luz de un flash y a un sonido. Al principio, cuando el perro percibía ambos estímulos, trataba de escapar. Sin embargo, al estar sujeto a unos arneses, no podía hacerlo. El animal aprendió, pues, que, intentara lo que intentara, su tormento no cesaría.

En cierta ocasión, a Seligman se le olvidó amarrar al perro. Cuando el flash y el sonido aparecieron, el animal no trató de escaparse aunque ya no tenía atadura alguna.

2 comments:

akimi dijo...

Costumbre... es mas facil escapar de ella cuando aun no te acostumbras a ella...

shamballa dijo...

sì muy triste, ya habìa Leìdo de ese "experimento"